• Mundo Forestal

ENCE pide avances en la gestión del eucalipto una vez declarado especie no invasora

Actualizado: 16 de dic de 2020


La empresa Ence, con fábricas en Pontevedra (Galicia) y Navia (Asturias) dedicadas a la producción de celulosa a partir de la madera de los bosques, difundió ayer un comunicado en el que elogia la reciente decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) desestimando el recurso del ayuntamiento de Teo (La Coruña) para considerar el eucalipto una especie invasora.

Esta polémica comenzó en 2017, cuando el municipio coruñés solicitó al Ministerio de Agricultura que incluyera a la planta dentro de la categoría de especies invasoras. Se trata de uno de los árboles más extendidos en la flora gallega, principalmente por sus usos para la industria maderera y papelera. Diferentes entidades públicas, incluyendo las comunidades autónomas, emitieron su opinión al respecto. La Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal, dependiente del Ministerio, finalmente señaló que «no se acredita el carácter invasor» del eucalipto. El ayuntamiento gallego acudió entonces a los tribunales, mientras varias comunidades, entre ellas la Xunta de Galicia y el Principado de Asturias, hicieron lo propio para tumbar la iniciativa de Teo, aduciendo la falta de bases científicas y los perjuicios económicos de la decisión.

Según Ence, el fallo «es claro en afirmar la corrección, la solidez y la coherencia de la decisión tomada por el órgano ministerial, al determinar que no hay motivos para incluirlo en el catálogo de especies invasoras, ni, consecuentemente, de prohibir su producción y comercialización».

Para la compañía papelera, la conclusión del tribunal «permite dar un paso más hacia el necesario consenso sobre la especie y su manejo, desacreditando científicamente la aplicación de medidas contra su cultivo».

Según datos de la Asociación Forestal de Galicia, el eucalipto proporciona unos ingresos anuales superiores a 200 millones a un conjunto de más de 35.000 propietarios forestales en el medio rural gallego, muchos de ellos agricultores o ganaderos, que complementan así sus ingresos, recuerda ENCE. “Se trata, por tanto, de una especie fundamental para los pequeños propietarios forestales y para el desarrollo socioeconómico en las áreas rurales”, remata.

18 vistas0 comentarios